Rest, but don’t quit.

“Rather than quit, and wallow in the despair of discouragement, I have learned to look back and see the repeated faithfulness of God. He carried me each and every time when I didn’t think I could take another step.” – Lisa Bevere. Book: Without Rival.

Aveces la vida es difícil y… aveces los días son difíciles, aveces tendrás que llorar para que consigas continuar en frente. Nadie llega al éxito sin fracasos, recuerda que estas en el proceso de crecimiento y ese proceso duele. Sin dolor no serías cada vez más fuerte. Tu puedes! Cuando te sientas incapaz, tómate un tiempo para descansar en Dios pero no te rindas. Nunca te rindas.
Hoy es domingo. Hoy desperté a las 10 am, super atrasada para ir a la iglesia, me arreglé, me hice un café para llevar, me subí al auto y manejé hasta la iglesia. Estacioné en la entrada para que mis abuelos, tia y hermana se bajaran primero.
Me quedé sentada en el auto escuchando Bethel Worship, llorando. Lloré como una niña cuando se cae y se lastima la rodilla, me dolía tanto el corazón por todas las cosas que me están pasando. Me sentí tan sola, indefensa, vulnerable, fracasada. Me puse a orar mientras lloraba, me puse a rogarle a Dios mientras lloraba.
En la vida acontecen situaciones que nunca esperabas, acontecen situaciones difíciles de lidiar, situaciones que te dejan mal, situaciones negativas, situaciones que te bloquean el camino. Así como hoy me sentí a la mañana, muchos de ustedes deben haberlo sentido, el sentimiento de desesperación.
Desesperación en Wikipedia es: Se llama desesperación a la pérdida total de la esperanza y también a la cólera, despecho o enojo.
Llorar es un mecanismo para acalmar el corazón, dicen que llorar es una forma de purificar el alma, de dejar fluir los sentimientos. Hoy fue un dia en la cual me sentia desesperada pero pude controlarme para entregar todos esos sentimientos a Dios. Dios estuvo ahí para mí, no solamente en momentos tristes si no también en momentos alegres. Hoy fue un dia en el cual me recordé de muchas cosas que pasaron en mi pasado y que Dios siempre fue fiel, Él siempre estuvo a mi lado. Cuidándome, protegiéndome, guiándome.
Hoy Él me hizo recordar de su fidelidad y bondad, de que todo esto va a pasar y que estaré bien, todo estará bien.
El dia puede ser malo, pero no durará una eternidad.
Run to God. In the bad times and in the good times.
Don’t quit, learn to rest. Rest in the embrace of God.
Psalm 121
1I lift up my eyes to the mountains—
where does my help come from?
2My help comes from the Lord,
the Maker of heaven and earth.
3He will not let your foot slip—
he who watches over you will not slumber;
4indeed, he who watches over Israel
will neither slumber nor sleep.
5The Lordwatches over you—
the Lord is your shade at your right hand;
6the sun will not harm you by day,
nor the moon by night.
7The Lordwill keep you from all harm—
he will watch over your life;
8the Lordwill watch over your coming and going
both now and forevermore.
xo.
Mel.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s